gallery/on air
gallery/carrito
gallery/banner 700x180
gallery/logo cuadrado transparente
637 113 694

Teléfono

Registrar el nombre de una banda o el nombre artístico, es un salto en la vida del artista o de la banda en si mismo.

Es el primer paso en el camino profesional y será la etiqueta comercial que os presente y de ello, podrá depender que se os escuche o no en primera instancia.

Donde el asunto se vuelve mas serio o formal dado que todo forma un caracter legal.

Cargando ...

¿dónde registrar el nombre de mi Grupo o Banda?

Debe realizarse en la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas)

 

 Los Planetas, Novedades Carminha, WILCO, Sidonie, Franz Ferdinand, La Bien Querida, Triana… Esta claro, en Gestión de Intangibles nos gusta la buena música.

 

¿Qué tienen en común todas estas bandas?

Además compartir espacio en nuestro hilo musical, todas son Marcas Registradas oficialmente ®. Frente a la propiedad intelectual que protege nuestras canciones con sólo demostrar la autoría ©, los derechos de marca  se rigen por las leyes de propiedad industrial, que solemos confundir con la intelectual y cuya principal diferencia es que los derechos asociados a ella solo nacen con el registro oficial. Por lo tanto el nombre de nuestro grupo solo adquiere derechos de exclusividad frente a nombres idénticos o similares posteriores mediante el registro como Marca

¿Es obligatorio registrar el nombre de mi grupo?

¡No! No hay ninguna ley que te obligue a ello. Puedes actuar sin tener tu marca registrada, pero aunque te cueste creerlo no estás generando ningún tipo de derecho exclusivo sobre su uso.

En España tenemos como ejemplo el reciente caso de HINDS, anteriormente conocidas como DEERS. Parece que todo en la vida de estas madrileñas sucede a toda velocidad. En el verano de 2014 colgaron su primer single Bamboo en youtube y para cuando llego el otoño ya eran un fenómeno mundial, recorriendo literalmente medio mundo de concierto en concierto; llamando la atención de  gente como  The vaccines, The Pastels o Libertines; y el aplauso  unánime de la prensa especializada.

El problema llego a comienzos de 2015 cuando debido a un conflicto de marca anterior y para evitar problemas legales tuvieron que cambiar su nombre.

Otro de los grupos españoles que tuvo que afrontar un cambio de nombre debido a un conflicto con una marca anterior fueron los muy recomendables SVPER, anteriormente conocidos como PEGASVS.

¿Por qué debo registrar como marca el nombre de mi grupo?

1.- Nombres similares posteriores: Los derechos de marca no solo protegen nuestro nombre y logotipo de copias idénticas; la ley de marcas extiende la protección aquellos nombre que sin ser idénticos presentan un alto grado de semejanza (gráfica o fonética)  y pueden llegar a confundirse en el mercado.

2.- Redes sociales: La marca registrada es la única herramienta legal  que te asegura poder impedir el uso de tu nombre por terceros en cualquier red social de las que existen y de las que están por llegar. En numerosas ocasiones con un simple email a Facebook o Twitter con el título oficial de nuestra marca podemos conseguir bloquear perfiles falsos o que hagan un mal uso de ella en las redes y recuperar los nombre de usuario y dominios.

3.- Merchandising: Gracias al registro de nuestra marca contamos con la herramienta idónea para controlar su uso en camisetas, chapas y resto de merchandising asociado al grupo. La vía legal más rápida y menos costosa contra posible imitaciones.

Desde Stz Irratia, vamos a gestionar el registro de nombre de Grupos o Bandas por medio de empresas especializadas, ya que estamos observando parámetros que de no hacer correctamente, pueden incurrir en el aumento considerable de precio.  Por ese motivo, vamos a buscar a la empresa que conceda mayor descuento a los grupos para que libremente decidan hacerlo por emdio de esta empresa o de forma directa asumiendo riesgos.  Cualquier duda, podeis consultar con nosotros.

03-05-2016  Nos hemos puesto en contacto con la Oficina Española de Patentes y Marcas y estamos tramitando un acuerdo de colaboración para simplificar y abaratar el registro de los nombre de los Grupos en la Oficina Española de Marcas y Patentes.

Definición de la propiedad Intelectual

La propiedad intelectual es el conjunto de derechos que corresponden a los autores y a otros titulares (artistas, productores, organismos de radiodifusión...) respecto de las obras y prestaciones fruto de su creación.

Al Ministerio le corresponde proponer las medidas, normativas o no, para lograr la adecuada protección de la propiedad intelectual.

Sujetos de propiedad intelectual

Es preciso distinguir entre los sujetos de los derechos de autor, y los sujetos de los otros derechos de propiedad intelectual (conocidos también como derechos afines, conexos o vecinos):

Sujetos de los derechos de autor:

Se considera autor a la persona natural que crea alguna obra literaria, artística o científica. Son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro. La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación.

La condición de autor tiene un carácter irrenunciable; no puede transmitirse "inter vivos" ni "mortis causa", no se extingue con el transcurso del tiempo así como tampoco entra en el dominio público ni es susceptible de prescripción.

Sujetos de los otros derechos de propiedad intelectual:

Artistas intérpretes o ejecutantes. Se entiende por tal a la persona que represente, cante, lea, recite o interprete en cualquier forma una obra. A esta figura se asimila la de director de escena y de orquesta.
Productores de fonogramas. Persona natural o jurídica bajo cuya iniciativa y responsabilidad se realiza por primera vez la fijación exclusivamente sonora de la ejecución de una obra o de otros sonidos.
Productores de grabaciones audiovisuales. Persona natural o jurídica que tiene la iniciativa y asume la responsabilidad de la grabación audiovisual.
Entidades de radiodifusión. Personas jurídicas bajo cuya responsabilidad organizativa y económica se difunden emisiones o transmisiones.
Creadores de meras fotografías. Persona que realice una fotografía u otra reproducción obtenida por procedimiento análogo a aquélla, cuando ni una ni otra tengan el carácter de obras protegidas en el Libro I de la Ley de Propiedad Intelectual.
Protección de determinadas producciones editoriales. Hace referencia a las obras inéditas en dominio público y a determinadas obras no protegidas por las disposiciones del Libro I del TRLPI.

Derechos de la Propiedad Intelectual
Derechos

Por lo que respecta a los derechos que conforman la propiedad intelectual se distinguen los derechos morales y los derechos patrimonial:

Derechos morales:
Frente a los sistemas de corte anglosajón, la legislación española es claramente defensora de los derechos morales, reconocidos para los autores y para los artistas intérpretes o ejecutantes. Estos derechos son irrenunciables e inalienables, acompañan al autor o al artista intérprete o ejecutante durante toda su vida y a sus herederos o causahabientes al fallecimiento de aquellos. Entre ellos destaca el derecho al reconocimiento de la condición de autor de la obra o del reconocimiento del nombre del artista sobre sus interpretaciones o ejecuciones, y el de exigir el respeto a la integridad de la obra o actuación y la no alteración de las mismas.
Derechos de carácter patrimonial:
Hay que distinguir entre:

Derechos relacionados con la explotación de la obra o prestación protegida, que a su vez se subdividen en derechos exclusivos y en derechos de remuneración:

Los derechos exclusivos son aquellos que permiten a su titular autorizar o prohibir los actos de explotación de su obra o prestación protegida por el usuario, y a exigir de este una retribución a cambio de la autorización que le conceda.
Los derechos de remuneración, a diferencia de los derechos exclusivos, no facultan a su titular a autorizar o prohibir los actos de explotación de su obra o prestación protegida por el usuario, aunque sí obligan a este al pago de una cantidad dineraria por los actos de explotación que realice, cantidad esta que es determinada, bien por la ley o en su defecto por las tarifas generales de las entidades de gestión.

Derechos compensatorios, como el derecho por copia privada que compensa los derechos de propiedad intelectual dejados de percibir por razón de las reproducciones de las obras o prestaciones protegidas para uso exclusivamente privado del copista.

Mecanismos de protección de la propiedad intelectual

Por otra parte, la legislación española ofrece una serie de mecanismos de protección de los derechos de propiedad intelectual, existiendo la posibilidad de acudir a acciones administrativas, acciones civiles y acciones penales. En concreto, la Ley de Propiedad Intelectual ofrece en su Libro III, Título I, acciones y procedimientos que no sólo pueden plantearse en los supuestos de infracción de los derechos exclusivos de explotación, sino que también amparan y comprenden los derechos morales, y aquellos actos de desconocimiento de los derechos de remuneración; del mismo modo, se ofrece la protección tanto si los citados derechos corresponden al autor, a un tercero adquirente de los mismos, o a los titulares de los derechos conexos o afines.